Si te topas con una bruja, debes saber que ella ama el silencio, como ama la noche y sus infinitas estrellas.

Si te topas con una bruja, no te espantes, sus emociones son intensas, impredecibles y cambiantes al igual que esa luna a la que ella ama y reverencia.

Si te topas con una bruja no la entiendas, sólo ella puede comprender los misterios del Universo pero a veces no logra comprenderse a si misma.

Si te topas con una bruja tus días se volverán mágicos y lo cotidiano una aventura.

Si te topas con una bruja debes saber que ella hace el amor como una tormenta, a ratos desatada y a ratos en calma.

Si te topas con una bruja no te inquietes, ella se ríe de los dramas y llora haciendo de las lágrimas arte.

Si te topas con una bruja ella verá en tus ojos la belleza a la que has temido. Verá tu poder, tus sufrimientos y cada uno de tus sueños.

Si te topas con una bruja quédate dormido a su lado y disfruta el viaje, al despertar ya no serás el mismo.

Y por último, si te topas con una bruja,

¡Cuidado! Pudiera ser que por un efímero instante llegues a confundirla con una mujer..

Compartir