Luna nueva en Piscis

Agua, agua, emociones a flor de piel. Las viejas heridas, los viejos dolores reaparecen. Hay nostalgia de lo que creemos que hemos perdido, hay nostalgia de lo que creemos que no hemos conseguido. Estamos en pasado o en futuro, dejando olvidado el presente, que es en el único sitio donde se pueden hacer cambios.

Nuestras necesidades importan, pero sin llegar el egoísmo de pensar que estamos solas y somos las únicas y las importantes. Con tanta emoción y tanto agua, podemos llegar a perdernos en un tormenta enorme, y para intentar “salvarnos” vamos a echar a todo el mundo de cualquier sitio que nos parezca en “salvavidas”.

Que oportunidad maravillosa para ver que hay dolores comunes y que ninguno es más grande que el otro, tan solo distintos, como distintas son las personas.

No seas una víctima, no dramatices la emoción, te dejarán sola. Estás aquí y ahora, y no estás sola si tu no quieres. En este navegar emocional por Piscis, estás entre Escila y Caribdis, pero tu eres la capitana de tu emoción, si caes en los remolinos, nadie tendrá la culpa, ni siquiera tú. Tan solo eres responsable, no culpable.

Piscis es el sanador del zodíaco, coge toda su magia y haz que germine dentro de ti.

Feliz oscuridad, húmeda y acuática.